Información para - Violencia Doméstica - Estadísticas

Información para Violencia Doméstica
Estadísticas

Estadísticas Sobre La Violencia Doméstica

La intimidad en una relación no debe confundirse con el comportamiento violento de la pareja.

La violencia doméstica no se debe mantener escondida detrás de la puerta, por muy vergonzoso que sea. El principal instrumento del agresor que le permite continuar el maltrato es el silencio. Recuerda, no estás solo/a. Independientemente de lo mucho que declara su “amor” una pareja agresora, no es posible que maltrate sistemáticamente a la persona que ama de verdad. Es muy probable que el agresor confunda el deseo y el poder con la palabra “amor”.

¿Sabías que? La violencia doméstica le cuesta a la economía de EE.UU. unos $6 millones anuales.

Según American Institute of Domestic Violence, los gastos relacionados con la salud de las violaciones, agresiones físicas, acosos y homicidios cometidos por la pareja de la víctima llegan a casi $6 millones cada año. De ese total, $4 millones se gastan en las víctimas que necesitan atención médica directa y servicios para la salud mental. Las víctimas de violencia doméstica pierden casi 8.0 millones de días de trabajo remunerado cada año. Esa pérdida de productividad, absentismo y pérdida de ingresos es de casi $2 millones cada año.

La violencia doméstica en contra de la pareja o de los hijos es un delito. Existen leyes contra la violencia doméstica que prohíben que uno maltrate físicamente o abuse a otra persona en el hogar. Las leyes que se refieren a eso son La Ley Contra La Violencia Doméstica y La Ley Sobre La Violencia Contra La Mujer.

La violencia doméstica no se debe mantener escondida detrás de la puerta, por muy vergonzoso que sea. La intimidad en una relación no debe confundirse con el comportamiento violento de la pareja.

El principal instrumento del agresor que le permite continuar el maltrato es el silencio. Recuerda, no estás solo/a. Una de cada cuatro mujeres es abusada de alguna manera a lo largo de su vida.

Independientemente de lo mucho que declara su “amor” una pareja agresora, no es posible que maltrate sistemáticamente a la persona que ama de verdad. Es muy probable que el agresor confunda el deseo y el poder con la palabra “amor”.

Si tienes una relación abusiva, debes hablar con alguien de confianza, familiar o amigo, y hacer un plan para salir de esa situación. Ha llegado a tal extremo que has perdido el contacto con las personas en las que solías confiar, reanuda por lo menos una de esas relaciones. Es imprescindible tener una relación sólida con alguien fuera de la relación abusiva.

Protégete a ti y a tus hijos de la violencia doméstica.
LLAMA AL 911 para recibir ayuda inmediata,
o a tu servicio de emergencia local.